actividades de equilibrio para alumnos de primaria

El equilibrio es una de las habilidades básicas más importantes que pueden desarrollar los niños, pero como la mayoría de las cosas en la vida, mejorar requiere tiempo y práctica. Tener equilibrio facilita las habilidades motrices de tu hijo y también reduce la probabilidad de que se lesione, lo que aumenta la probabilidad de que no sólo participe con sus compañeros en juegos y actividades deportivas, sino también en actividades físicas regulares a lo largo de su vida.

Estar «en equilibrio» significa tener una distribución uniforme del peso a cada lado de un eje vertical, pero para los niños pequeños, estar en equilibrio significa simplemente no caerse. Hay dos tipos de equilibrio:

El equilibrio es una de las habilidades básicas más importantes que los niños pueden desarrollar, pero como la mayoría de las cosas en la vida, mejorar requiere tiempo y práctica a través de actividades como los juegos de equilibrio para niños. Tener equilibrio facilita las habilidades motrices de tu hijo y también reduce la probabilidad de que se lesione, lo que aumenta la probabilidad de que no sólo participe con sus compañeros en juegos y actividades deportivas, sino también en actividades físicas regulares a lo largo de su vida.

ejemplos de actividades de equilibrio

Ayudar a tus hijos a comprender la importancia del equilibrio y la moderación en la vida cotidiana es una tarea constante. Sin embargo, el uso de estos sencillos consejos le ayudará a explicar el concepto de que los distintos elementos estén en la proporción correcta: ya sea que tenga que ver con el equilibrio sobre una pierna o con el hecho de dedicar el tiempo adecuado entre la escuela, el deporte y la vida en el hogar.

Estos juegos implican la capacidad de explorar visualmente la superficie de juego y determinar dónde colocar las piezas (o retirarlas) para mantener el equilibrio.    Mantener conversaciones sobre la física que crea la obra maestra equilibrada puede ayudar a los niños a vincular lo conceptual con lo físico a través de elementos visuales. Enseñar a los niños que un exceso en cualquier área puede hacer que el tablero se derrumbe, al igual que una cantidad insuficiente puede crear desequilibrio y colapso.

Seguir una receta con su hijo abre la puerta a la discusión sobre lo que sucedería si se usara demasiado o muy poco de cualquier ingrediente. Compara los ingredientes con cosas de su vida cotidiana, como el sueño, las bebidas dulces o el deporte. Enséñales que lo más importante es consumir cada porción con moderación para que el cuerpo y la mente se mantengan equilibrados. No se trata de eliminar una parte de la vida o un grupo de alimentos, sino de encontrar un equilibrio que cree la receta perfecta.

juegos de equilibrio para adultos

Como en la mayoría de las etapas del desarrollo, los bebés y los niños tienen que aprender a equilibrar y coordinar sus cuerpos.    Con la ayuda de Rosemary Williams, de Family Chiropractic Bundaberg, hemos elaborado una lista de 5 juegos de equilibrio para niños que les ayudarán a mejorar sus habilidades de equilibrio y coordinación.Gill Connell, de Moving Smart NZ, dice que los bebés aprenden a equilibrarse a través del movimiento. Cuando el cuerpo se mueve, el cerebro registra esa información y forma su propia comprensión de lo que se siente al estar en equilibrio y fuera de él. Si quieres saber más sobre Gill, lee su artículo en el blog de Moving Smart sobre el desarrollo del equilibrio y este otro sobre nuestros Siete Sentidos:

Una vez que los niños se sientan cómodos haciendo los equilibrios individuales por su cuenta, repítelos con un compañero.    Hacer equilibrios con otra persona cambia considerablemente la perspectiva de la actividad.    No sólo fomenta el equilibrio sino el trabajo en equipo.

Caminar a lo largo de una línea de talón a dedo puede ser bastante complicado. Una vez que lo domines, acelera el proceso o añade algunas acciones con las manos. La cinta adhesiva, una tira larga de cinta o una cuerda son buenas líneas para seguir.

actividades de equilibrio y coordinación

Dar volteretas, dar saltos mortales y, por supuesto, saltar, brincar y brincar son sólo algunas de las alegrías de la infancia. Explorar nuevas formas de movimiento de su cuerpo es algo estimulante para las mentes jóvenes.

Pero alcanzar esos hitos físicos requiere mucho tiempo y práctica, y antes de poder hacerlo, los niños necesitan tener una base para realizar esos movimientos tan divertidos. ¿Un gran componente de la aptitud física? El equilibrio y la coordinación.

«Además de desarrollar el equilibrio y la coordinación, hacemos que los niños piensen y exploren nuevas ideas, lo que fomenta el espíritu de innovación y les da el control sobre sus propias experiencias de aprendizaje», dice Nelson.

Deja a un lado el iPad y el móvil y disfruta de un juego eterno de la infancia: saltar a la cuerda. No sólo es muy divertido para los niños, sino que también es una forma excelente de desarrollar sus habilidades de equilibrio y coordinación (todo ello mientras saltan, saltan, saltan esa energía).

Las bicicletas y los patinetes no sólo son muy divertidos para los niños, sino que también sirven para practicar el equilibrio. Probablemente ya tengas una versión de tamaño infantil en tu garaje, así que ¿por qué no salir a las aceras una de estas frescas tardes de otoño? Si aún no tienes uno, consulta nuestra guía para encontrar la mejor opción para tu hijo de cuatro o cinco años.