Puzzles sobre el medio ambiente con respuestas

Lleva a tu clase al patio de recreo, al campo de juego o al parque local y pídeles que localicen varios lugares de interés medioambiental. ¿Quién puede recoger 5 hojas diferentes? ¿Quién puede ver el árbol más grande? ¿Cuántas mariquitas pueden ver?

Una búsqueda del tesoro hará que los niños piensen en el mundo que les rodea y les animará a prestar atención a las diferentes plantas y animales que viven en su puerta. Utiliza esta búsqueda del tesoro con imágenes en línea como plantilla.

Este juego es divertido para los niños más pequeños de KS1; ve al parque o al patio del colegio y comprueba cuántos insectos diferentes puedes detectar. ¿Sabían que hay tantas especies diferentes en las afueras de su colegio?

Incluso puedes realizar el experimento en diferentes estaciones para ver cómo cambian las precipitaciones a lo largo de un año. La Oficina Meteorológica del Reino Unido ofrece unas sencillas instrucciones para hacer tu propio pluviómetro:

Identifica todas las hojas que ha encontrado tu clase y luego reta a tus alumnos a hacer un dibujo utilizando sólo papel, hojas, bolígrafos y pegamento. ¿Tal vez puedas hacer monstruos de hojas para Halloween? Prueba la «Clave de identificación de árboles» del Museo de Historia Natural para obtener más ayuda.

Más allá del azul

Los juegos pueden ser una forma divertida e interesante de atraer a niños de todas las edades. Mientras se divierten, los participantes desarrollan habilidades y adquieren conocimientos sobre un tema. El uso de juegos en la educación medioambiental es especialmente beneficioso, ya que puede transmitir conceptos y relaciones complejas que se encuentran en los ecosistemas. Los jugadores pueden llegar a un juego con cualquier nivel de conocimiento. Si el aprendizaje se enmarca en un juego, con la diversión como prioridad, hay menos presión para aprender la «respuesta correcta», especialmente si se trata de temas complicados.Los siguientes juegos se han seleccionado según su idoneidad en situaciones formales y no formales y su valor educativo. Disfrute probándolos y no olvide divertirse.

El momento ideal para esta actividad es la noche, aunque también se puede jugar durante el día. Juegue siempre en un terreno plano y sin obstáculos.IntroducciónComience con la pregunta: «¿Cómo encuentran los murciélagos su comida en la oscuridad (o los delfines su comida bajo la arena o en aguas turbias)?» Discutir cómo funciona la búsqueda de alimento mediante la ecolocalización, aclarando los detalles y corrigiendo los conceptos erróneos. La ecolocalización o biosonido es la capacidad de algunos animales de localizar objetos mediante ondas sonoras. Emiten una serie de sonidos y escuchan los ecos. Muchos animales, incluidos los cetáceos con dientes y algunos murciélagos, utilizan la ecolocalización para orientarse y detectar presas. Muchos de los detalles de la ecolocalización no se comprenden del todo, por lo que la investigación sobre la ecolocalización continúa.DireccionesResumen¿Qué le ocurre a una especie que utiliza la ecolocalización cuando se encuentra con un ruido excesivo en su entorno?

Plasticidad

Algunos ejemplos son la inversión en tecnologías destinadas a prevenir o reducir la contaminación, la restauración del medio ambiente después de que haya sido contaminado, la protección de la economía frente a un medio ambiente deteriorado, el reciclaje, la conservación y la gestión de recursos y la producción de bienes y servicios medioambientales. Además, hay algunas actividades que, aunque no tienen como objetivo principal la protección del medio ambiente, pueden tener efectos beneficiosos para el mismo. La prevención y el tratamiento de los daños también pueden incluirse en el campo de interés, aunque estas actividades se ocupan más de rectificar los daños ya causados que de prevenirlos en primer lugar. Por último, y tal vez de forma menos evidente, puede incluirse la minimización de los riesgos naturales, aunque se trata de actividades para proteger la economía del medio ambiente, mientras que las demás se ocupan de proteger el medio ambiente de la economía.

Naciones Unidas, Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Banco Mundial, 2005, Handbook of National Accounting: Integrated Environmental and Economic Accounting 2003, Studies in Methods, Series F, No.61, Rev.1, Glossary, United Nations, New York, paras. 5.4 & 5.25.

Juegos medioambientales para el aula

Los niños deberían empezar su educación medioambiental en la escuela. El destino del planeta estará en sus manos, por lo que es crucial que aprendan a utilizar los recursos con prudencia y a poner su granito de arena en la lucha contra el cambio climático desde una edad temprana. El resultado de esta difícil prueba podría ser un mundo mejor, más sostenible y habitable.

La educación primaria es una etapa crucial en el desarrollo del comportamiento, la conciencia social y el altruismo de una persona. En la escuela aprendemos valores y comportamientos que nos acompañarán durante toda nuestra vida adulta y definirán quiénes somos. Por eso es tan importante despertar el interés por el cuidado y la protección del medio ambiente cuando los niños aún están en la escuela.

El objetivo de enseñar a los niños educación ambiental es que el cuidado de la naturaleza forme parte de su vida, en lugar de limitarse a estudiarla. La idea de esta asignatura es que los jóvenes desarrollen una firme mentalidad ecológica y la utilicen para superar los retos medioambientales actuales con una actitud proactiva y un fuerte compromiso.