principales avances en el pensamiento científico

Los niños que juegan al aire libre o con materiales desconocidos parecen estar respondiendo a preguntas como ¿Qué hace esto? ¿Cómo funciona esto? ¿Qué se siente? ¿Qué puedo hacer con esto? ¿Por qué ha ocurrido esto? Esta curiosidad natural y la exploración del mundo que les rodea han hecho que algunas personas se refieran a los niños como científicos «naturales». Ciertamente, estos son los mismos tipos de preguntas que persiguen los científicos. Pero los niños no son científicos. La curiosidad por saber cómo funciona el mundo hace que involucrar a los niños en la ciencia sea relativamente fácil, y su propensión a observar y razonar (véase el capítulo 1, recuadro 1-1) es una poderosa herramienta que los niños aportan al aula de ciencias. Pero hay una gran diferencia entre la observación y el razonamiento casuales de los niños y los esfuerzos más disciplinados de los científicos.

¿Cómo podemos ayudar a los alumnos a desarrollar ideas y formas de conocimiento científicas?1 Introducir a los niños en la cultura de la ciencia -sus tipos de razonamiento, herramientas de observación y medición, y estándares de evidencia, así como los valores y creencias que subyacen a la producción de conocimiento científico- es un gran desafío pedagógico. Sin embargo, nuestro trabajo y el de otros sugieren que los niños son capaces de asumir estos retos de aprendizaje con éxito incluso en los primeros cursos de primaria.2

importancia del pensamiento científico

La ciencia no es sólo un conjunto de conocimientos, sino también una forma de saber. Una base importante para el aprendizaje de las ciencias es la comprensión por parte de los alumnos de la naturaleza y la estructura del conocimiento científico y del proceso por el que se desarrolla. Nuestra visión de la ciencia en el jardín de infancia y el octavo grado incluye esta comprensión como uno de los cuatro aspectos. Hemos elevado este enfoque a la categoría de una rama por varias razones. Consideramos que la comprensión de la naturaleza y la estructura del conocimiento científico y el proceso por el que se desarrolla es un fin valioso en sí mismo. Además, los nuevos datos de la investigación sugieren que la comprensión de las explicaciones científicas del mundo natural por parte de los alumnos y su capacidad para participar con éxito en las investigaciones científicas avanzan cuando se les enseña.

Durante más de un siglo, los educadores han defendido que los alumnos deben comprender cómo se construye el conocimiento científico (Rudolph, 2005). Una de las razones que se invoca a menudo, pero que no se ha comprobado empíricamente, es que la comprensión de la ciencia hace que la ciudadanía esté más informada y apoya la participación democrática. Es decir, los ciudadanos que entienden cómo se produce el conocimiento científico serán consumidores cuidadosos de las afirmaciones científicas sobre cuestiones científicas públicas (por ejemplo, el calentamiento global, la ecología, los alimentos modificados genéticamente, la medicina alternativa) tanto en las urnas como en su vida cotidiana.

cuáles son los elementos del pensamiento científico

Los científicos utilizan su creatividad en todas las fases de la investigación científica (Abd-el Khalick y Lederman, 2000). Así, la creatividad tiene un papel complementario en muchos procesos científicos. Se utiliza especialmente en la introducción de problemas e hipótesis y en el diseño de experimentos. Por eso la ciencia es un proceso que contiene componentes de creatividad que afectan a cada paso de la vida, además de ser un producto (Saxena, 1994). Los individuos necesitan pensar de forma creativa y ser capaces de utilizar sus habilidades de proceso científico para desarrollar una comprensión científica fundamental. Y los científicos creativos deben encontrar soluciones útiles y nuevas para los problemas existentes en la vida cotidiana. Los científicos creativos son mucho más sensibles a los problemas. Puede que todo individuo educado no sea un científico, pero es importante que cada persona comience su vida educativa aplicando el pensamiento creativo. Todos los individuos que aprenden a pensar de forma creativa mientras se ocupan del trabajo científico pueden aplicar también estas habilidades en otros ámbitos (Meador, 2003). Aunque en la literatura de investigación se acepta que la creatividad es una habilidad para la resolución de problemas, ésta requiere una actuación creativa, reconocer el problema, pensar de forma diferente y encontrar soluciones. Reconocer el problema desempeña un papel muy importante en el proceso creativo (Erdener, 2003).

qué es el pensamiento científico en psicología

Uno de los objetivos más importantes y generalizados de la escolarización es enseñar a los alumnos a pensar. Todas las asignaturas escolares deben participar en la consecución de este objetivo general. La ciencia aporta sus habilidades únicas, con su énfasis en la formulación de hipótesis, la manipulación del mundo físico y el razonamiento a partir de los datos.

El método científico, el pensamiento científico y el pensamiento crítico han sido términos utilizados en diversas ocasiones para describir estas habilidades científicas. En la actualidad, se suele utilizar el término «habilidades del proceso científico». Popularizadas por el proyecto curricular Science – A Process Approach (SAPA), estas habilidades se definen como un conjunto de capacidades ampliamente transferibles, apropiadas para muchas disciplinas científicas y que reflejan el comportamiento de los científicos. SAPA agrupa las habilidades de proceso en dos tipos: básicas e integradas. Las habilidades de proceso básicas (más sencillas) proporcionan una base para el aprendizaje de las habilidades integradas (más complejas). Estas habilidades se enumeran y describen a continuación.

Inferir: hacer una «conjetura» sobre un objeto o acontecimiento basándose en los datos o la información recopilados previamente. Ejemplo: Decir que la persona que utilizó un lápiz cometió muchos errores porque la goma estaba muy gastada.