experimentos científicos para adultos

Hay cientos y miles -si no millones- de experimentos científicos en YouTube para probar en casa, pero ¿cuáles son los mejores? Seleccionamos cinco clásicos de todos los tiempos que seguro que te harán levantar una o dos cejas. Una vez que les hayas cogido el tranquillo, puedes experimentar con diferentes condiciones -la temperatura, las cantidades- como los profesionales.

El dióxido de carbono es el gas que produce la efervescencia en las bebidas gaseosas, como la Coca-Cola Light. Este dióxido de carbono se libera cuando se retira la tapa o se vierte el líquido en un vaso. Dejar caer algo en la Coca-Cola Light acelera este proceso al romper la tensión superficial del líquido Y al permitir que se formen burbujas en la superficie de los Mentos. Los Mentos son especialmente buenos para esto porque están cubiertos de pequeños hoyuelos, lo que aumenta su superficie y permite que se formen más burbujas.

Coloca el huevo dentro del tarro de cristal y cúbrelo con vinagre. Después de 24 horas, escurre el tarro y vuelve a llenarlo con vinagre fresco. Deja el huevo en el vinagre durante siete días completos, luego escúrrelo y aclara el vinagre bajo el grifo.

experimentos científicos fáciles de hacer en casa para los niños

Los experimentos y proyectos prácticos son una de nuestras formas favoritas de enseñar ciencias. Estas actividades son lo suficientemente fáciles como para que cualquiera pueda probarlas, y probablemente ya tengas a mano todos los materiales que necesitas. Elige algunos de tus favoritos y ¡que empiece la diversión científica!

Los niños se quedarán asombrados al ver cómo el agua coloreada pasa de un vaso a otro, y a ti te encantará la facilidad y el bajo coste del montaje. Reúne agua, toallas de papel y colorante alimentario para enseñar la magia científica de la acción capilar.

¡Tan sencillo y tan sorprendente! Todo lo que necesitas es una bolsa de plástico con cierre, lápices afilados y un poco de agua para dejar a tus hijos boquiabiertos. Una vez que estén convenientemente impresionados, enséñales cómo funciona el «truco» explicándoles la química de los polímeros.

Pon a prueba sus habilidades de ingeniería con una gota de huevo. Desafía a los niños a construir un recipiente con cosas que encuentren por la casa que proteja un huevo de una larga caída (es especialmente divertido hacerlo desde las ventanas de los pisos superiores).

Explora el poder del sol cuando construyas tus propios hornos solares y los utilices para cocinar algunas delicias. Este experimento requiere un poco más de tiempo y esfuerzo, pero los resultados son siempre impresionantes. En el siguiente enlace encontrarás las instrucciones completas.

experimentos científicos con agua

La fuente de mentos y refrescos, por otro lado, es un proyecto con un alto factor de desorden. Haz que los niños lo intenten al aire libre. Funciona con refrescos normales o de dieta, pero la limpieza es mucho más fácil y menos pegajosa si se utiliza refresco de dieta.

Para hacer tinta invisible se puede utilizar cualquiera de las sustancias domésticas seguras. Algunas de las tintas se revelan con otros productos químicos, mientras que otras requieren calor para revelarlas. La fuente de calor más segura para las tintas que se revelan con calor es una bombilla. Este proyecto es mejor para niños de 8 años en adelante.

Este experimento científico utiliza agua caliente del grifo y un espacio de la cocina para cultivar cristales durante la noche. Los cristales no son tóxicos, pero no son buenos para comer. Los niños más pequeños deben ser supervisados por un adulto, ya que hay agua caliente. Los niños mayores pueden hacerlo solos.

Un volcán químico hecho con bicarbonato de sodio y vinagre es un experimento científico clásico, apropiado para niños de todas las edades. Puedes hacer el cono del volcán o puedes hacer que la lava entre en erupción desde una botella.

experimentos científicos muy sencillos

Todo lo que necesitas es un rollo de caramelos Mentos y una botella de refresco dietético para hacer una fuente que dispare refrescos al aire. Este es un proyecto de ciencia al aire libre que funciona con cualquier refresco, pero la limpieza es más fácil si se utiliza una bebida dietética.

El volcán químico es un proyecto científico muy popular porque es muy fácil y da resultados fiables. Los ingredientes básicos para este tipo de volcán son bicarbonato de sodio y vinagre, que probablemente tengas en tu cocina.

El tipo de lámpara de lava que comprarías en la tienda implica en realidad una química bastante compleja. Afortunadamente, hay una versión fácil de este proyecto científico que utiliza ingredientes domésticos no tóxicos para hacer una lámpara de lava divertida y recargable.

El jabón Ivory se puede calentar en el microondas para realizar un proyecto científico fácil. Este jabón en particular contiene burbujas de aire que se expanden cuando el jabón se calienta, convirtiendo el jabón en una espuma ante tus ojos. La composición del jabón no cambia, por lo que puedes seguir utilizándolo como si fuera una pastilla de jabón.

El vinagre reacciona con los compuestos de calcio de las cáscaras de los huevos y los huesos de pollo, por lo que se puede hacer un huevo gomoso o huesos de pollo flexibles. Puedes hacer rebotar el huevo tratado como si fuera una pelota. El proyecto es extremadamente fácil y da resultados consistentes. Es ideal para niños de primer grado.