La teoría del campo cuántico

Nuestro mundo está en un gran problema debido al comportamiento humano basado en mitos y costumbres que están causando la destrucción de la Naturaleza y el cambio climático. Ahora podemos deducir la teoría científica más sencilla de la realidad: la estructura ondulatoria de la materia en el espacio. Al comprender cómo nosotros y todo lo que nos rodea estamos interconectados

Dada la actual censura en las revistas de física / filosofía de la ciencia (basada en el modelo estándar de la física de partículas / cosmología del big bang), Internet es la mejor esperanza para obtener nuevos conocimientos

Sólo tienes que hacer clic en los enlaces de las redes sociales que aparecen a continuación, o copiar una imagen o cita bonita que te guste y compartirla. Tenemos una maravillosa colección de conocimientos de las mentes más grandes de la historia de la humanidad, así que la gente apreciará tus contribuciones. Al hacerlo, ayudarás a una nueva generación de científicos a ver que existe una explicación sencilla y sensata de la realidad física: la fuente de la verdad y la sabiduría, ¡la única cura para la locura del hombre! ¡Gracias! Geoff Haselhurst (Actualizado en septiembre de 2018)

Una nueva verdad científica no triunfa convenciendo a sus oponentes y haciéndoles ver la luz, sino porque sus oponentes acaban muriendo, y crece una nueva generación que se familiariza con ella. (Max Planck, 1920)

Científicos de la física cuántica

Comenzó sus estudios primarios en Kiel, pero en 1867 su familia se trasladó a Múnich, donde su padre fue nombrado profesor. La ciudad proporcionó un entorno estimulante para el joven, que disfrutaba de su cultura, en particular de la música, y le encantaba caminar y escalar en las montañas cuando la familia hacía excursiones a la Alta Baviera.No destacó en la escuela, pero lo hizo lo suficientemente bien como para ingresar en la Universidad de Múnich el 21 de octubre de 1874, donde empezó a recibir clases de matemáticas y luego se decidió a estudiar física.

En esta época era habitual que los estudiantes alemanes cambiaran de universidad y Planck estudió en la Universidad de Berlín a partir de octubre de 1877, donde tuvo como profesores a Helmholtz y Kirchhoff. Regresó a Múnich y se doctoró en julio de 1879, a la edad de 21 años, con una tesis sobre la segunda ley de la termodinámica, y en 1885 fue nombrado «Profesor Extraordinario de Física Teórica» en Kiel. Tras la muerte de Kirchhoff en octubre de 1887, la Universidad de Berlín buscó un físico para sustituirlo. Planck fue propuesto por la Facultad de Filosofía de Berlín y fuertemente recomendado por Helmholtz. Fue ascendido a profesor ordinario en 1892 y ocupó la cátedra hasta su jubilación en 1927. Siguió dedicándose a su pasión por la música, mandando construir un armonio especial y celebrando conciertos en su propia casa.

Principio de incertidumbre

Funciones de onda del electrón en un átomo de hidrógeno en diferentes niveles de energía. La mecánica cuántica no puede predecir la ubicación exacta de una partícula en el espacio, sólo la probabilidad de encontrarla en diferentes ubicaciones[1] Las áreas más brillantes representan una mayor probabilidad de encontrar el electrón.

La mecánica cuántica es una teoría fundamental de la física que proporciona una descripción de las propiedades físicas de la naturaleza a escala de los átomos y las partículas subatómicas[2]: 1.1 Es la base de toda la física cuántica, incluida la química cuántica, la teoría cuántica de campos, la tecnología cuántica y la ciencia de la información cuántica.

La física clásica, el conjunto de teorías que existían antes de la llegada de la mecánica cuántica, describe muchos aspectos de la naturaleza a escala ordinaria (macroscópica), pero no es suficiente para describirlos a escalas pequeñas (atómicas y subatómicas). La mayoría de las teorías de la física clásica pueden derivarse de la mecánica cuántica como una aproximación válida a gran escala (macroscópica)[3].

La mecánica cuántica difiere de la física clásica en que la energía, el momento, el momento angular y otras magnitudes de un sistema ligado están restringidas a valores discretos (cuantización), los objetos tienen características tanto de partículas como de ondas (dualidad onda-partícula) y hay límites a la precisión con la que se puede predecir el valor de una magnitud física antes de su medición, dado un conjunto completo de condiciones iniciales (el principio de incertidumbre).

Richard feynman

La historia de la mecánica cuántica es una parte fundamental de la historia de la física moderna. La historia de la mecánica cuántica, al entrelazarse con la historia de la química cuántica, comenzó esencialmente con una serie de descubrimientos científicos diferentes: el descubrimiento en 1838 de los rayos catódicos por Michael Faraday; la declaración de invierno de 1859-60 del problema de la radiación del cuerpo negro por Gustav Kirchhoff; la sugerencia de 1877 de Ludwig Boltzmann de que los estados energéticos de un sistema físico podían ser discretos; el descubrimiento del efecto fotoeléctrico por Heinrich Hertz en 1887; y la hipótesis cuántica de 1900 de Max Planck, según la cual todo sistema atómico que irradia energía puede dividirse teóricamente en un número de «elementos energéticos» discretos ε (letra griega épsilon) tal que cada uno de estos elementos energéticos es proporcional a la frecuencia ν con la que cada uno de ellos irradia energía individualmente, tal y como se define en la siguiente fórmula:

Entonces, Albert Einstein, en 1905, para explicar el efecto fotoeléctrico previamente reportado por Heinrich Hertz en 1887, postuló, en consonancia con la hipótesis cuántica de Max Planck, que la luz misma está hecha de partículas cuánticas individuales, que en 1926 pasaron a ser llamadas fotones por Gilbert N. Lewis. El efecto fotoeléctrico se observó al hacer brillar luz de determinadas longitudes de onda sobre ciertos materiales, como los metales, lo que provocaba la expulsión de electrones de esos materiales sólo si la energía cuántica de la luz era mayor que la función de trabajo de la superficie del metal.