Hoja de trabajo del experimento de la leche mágica

¿Quieres un experimento muy divertido, fácil y económico con un factor sorpresa? Lo tienes con este experimento de leche mágica con explosión de colores que permite a los niños explorar una explosión de fuegos artificiales con los colores del arco iris que parecen moverse y cambiar como por arte de magia. Pero no es magia, es ciencia. Este sencillo experimento científico es imprescindible para todas las edades. Hoy hemos profundizado aún más desarrollando todo un proyecto de feria de ciencias en torno a la leche mágica.

Descargo de responsabilidad: Este artículo puede contener enlaces de comisiones o de afiliados. Como asociado de Amazon, gano con las compras que califican. Desactiva los bloqueadores de anuncios para asegurarte de que nuestros vídeos se pueden ver. Gracias.

Con todos los experimentos locos que hemos hecho por aquí, desde lanzar cohetes de bicarbonato de sodio y vinagre, hasta construir bichos de circuitos luminosos, pasando por el oobleck mágico que cambia de color, ¡a veces son los experimentos sencillos los que más nos sorprenden! Este experimento de la leche mágica hizo exactamente eso.

Con un montaje muy sencillo, y elementos de la cocina, acabamos pasando toda una tarde experimentando, probando y aprendiendo. Todo ello con un montón de caras hipnotizadas, observando en silencio y con asombro lo que estaba ocurriendo delante de ellos.

Hipótesis del experimento de la leche mágica

¿Sabías que es fácil convertir la leche corriente en un arco iris de colores locos? Con sólo cuatro elementos comunes de la cocina, los niños se emocionan con la explosión de colores creada por las moléculas hidrofílicas e hidrofóbicas de nuestro ingrediente mágico.

Paso 4 – Observa con asombro cómo los colores bailan por la superficie de la leche.  ¿Sabes cuál es la causa de que los colores se muevan en la leche? Averigua la respuesta en la sección Cómo funciona este experimento.

La clave de los colores danzantes en este experimento es el jabón. Las moléculas de jabón están formadas por un extremo hidrofílico («amante del agua») y otro hidrofóbico («temeroso del agua»). Las moléculas de agua son moléculas polares que pueden disolver otras moléculas polares. Las moléculas de grasa (y aceite) son moléculas no polares, por lo que no pueden disolverse en el agua.

La leche es una mezcla de agua, grasa, vitaminas y minerales. Cuando se añade jabón a la leche, ayuda a separar el agua y la grasa de la leche. Cuando el jabón se mezcla con la grasa y el agua, el extremo hidrofóbico de la molécula de jabón rompe las moléculas de grasa no polares, y el extremo hidrofílico de la molécula de jabón se une a las moléculas de agua polares. Ahora que el jabón conecta la grasa y el agua, las moléculas de grasa no polares pueden ser transportadas por las moléculas de agua polares.

Ingredientes del experimento de la leche mágica

Este es un experimento muy interesante. A los niños les puede parecer más que mágico, pero el efecto es todo ciencia, nada de magia. Se trata de una reacción química con tensión superficial en acción. Consulta la explicación que aparece debajo del procedimiento del experimento para obtener más información sobre cómo y por qué funciona el experimento de la leche mágica.

3. Deja caer colorante alimentario en la leche en el centro del plato. Mantén los colores separados. El colorante alimentario puede esparcirse ligeramente, como puedes ver en nuestras fotos. Puedes ser creativo a la hora de colocar las gotas y espaciarlas como quieras.

5. 5. Coloca el bastoncillo de algodón mojado en el centro de un color y observa la mágica reacción. Verás que los colores empiezan a extenderse hacia los lados del plato. Seguirán moviéndose y cambiando con el tiempo.

La leche, como líquido, se compone principalmente de agua, con porcentajes mucho menores de hidratos de carbono, grasas, proteínas y vitaminas/minerales. La composición de la leche varía según la especie y la raza del animal, su alimentación y la fase de lactancia de la vaca.

Observación del experimento de la leche mágica

Hoy hemos decidido viajar por las estrellas, explorar la nebulosa y ver la galaxia… todo en nuestra cocina. Este sencillo experimento científico sólo necesita tres simples ingredientes y tiene un increíble factor WOW. A los niños les encantará hacer este sencillo experimento científico una y otra vez. La leche mágica de la galaxia es un experimento imprescindible para todos los amantes del espacio.

Descargo de responsabilidad: Este artículo puede contener enlaces de comisiones o de afiliados. Como asociado de Amazon, gano con las compras que califican. Desactiva los bloqueadores de anuncios para asegurarte de que nuestros vídeos se pueden ver. Gracias.

El año pasado hicimos un increíble proyecto de feria de ciencias que exploraba el Experimento de la Leche Mágica. En ese estudio, nuestra investigación se centró en el contenido de grasa de la leche y en cómo afectaba a la reacción y al movimiento del color.

Esta vez quisimos tomar lo que habíamos aprendido y simplemente crear un hermoso experimento científico inspirado en la Galaxia y el espacio. En esta familia somos GRANDES amantes de todo lo relacionado con el espacio. Así que darle un giro espacial a uno de nuestros experimentos clásicos favoritos siempre es un éxito.