Breve historia sobre el perdón

Keisha, que era una seguidora de Cristo, se encontró en un lugar difícil de traición. En los meses que siguieron, incluso mientras la aventura continuaba, se dio cuenta de que tenía que darle a Dios todo… su familia, su matrimonio, sus esperanzas.

«Una de las cosas más importantes que aprendí sobre el perdón fue que sólo se necesita una persona. Independientemente de que Michael eligiera quedarse conmigo o irse, y a pesar de su falta de arrepentimiento en ese momento, yo debía perdonarlo», dijo.

Romanos afirma: «No sólo eso, sino que también nos gloriamos en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, carácter; y el carácter, esperanza. Y la esperanza no nos avergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo, que nos ha sido dado».

Ahora, las Reinas comparten su historia en MarriageWorks como una historia de esperanza. También han caminado con otras parejas en circunstancias similares y están contentos de «pagarlo». En noviembre, los Queen celebraron su décimo aniversario de boda.

Parábola de los talentos o minas

No importa la edad, la raza o el credo, el perdón forma parte del ser humano. Por supuesto, decir «lo siento» requiere práctica y no resulta necesariamente fácil. Pero, tanto si la disculpa es por un accidente genuino como por una ofensa más intencionada, el perdón se nutre de los sentimientos de los demás y trata de ver las cosas desde su perspectiva.

Las disculpas forzadas rara vez funcionan, pero enseñar a los niños a soportar las emociones perturbadoras y la angustia (tanto por las malas acciones como por el dolor infligido) forma parte de la crianza de personas empáticas y amables. La enseñanza del perdón suele empezar en casa; sin embargo, no pasa mucho tiempo antes de que los niños empiecen a navegar por las complejidades de la amistad y aprendan que ofrecer una disculpa sincera forma parte de las relaciones interpersonales.

Historias sobre el perdón en la biblia

Los 10 mejores libros sobre el perdónGandhi dijo: «Los débiles nunca pueden perdonar. El perdón es el atributo de los fuertes». La literatura infantil ofrece un medio maravilloso para ayudar a su hijo a desarrollar la capacidad de perdonar a los demás, ya sean miembros de la familia, amigos u otros. Hemos recopilado una lista de los mejores libros para niños que comparten historias sobre el perdón. Algunas son historias motivadoras. Algunos son historias cortas y divertidas. Algunos son historias famosas que quizás reconozcas. Todos son útiles para compartir una lección sobre el perdón con los niños (o los adultos).

La lista incluye tres tipos de libros: libros de cartón, libros ilustrados y libros de capítulos. Los libros de cartón son ideales para los recién nacidos y los niños pequeños. Los libros ilustrados son una buena opción para leer en voz alta con los niños pequeños o para los jóvenes lectores que están aprendiendo a leer por sí mismos, normalmente en edad de escuela primaria. También son una buena opción cuando se busca material didáctico, por ejemplo, si se necesita una historia corta sobre cómo perdonar a un amigo o se quiere desarrollar una lección para niños sobre el perdón. Los libros de capítulos son estupendos para niños de primaria hasta los primeros años de secundaria.

Historias famosas sobre el perdón

Aquí hay historias con escrituras, explicaciones y aplicaciones que enseñan a los niños cómo pedir perdón, cómo expresar el perdón a los demás, cómo hablar con otros que nos han herido y cómo experimentar el perdón de nuestro Padre celestial.Una amiga descubrió este libro en la biblioteca de su casa. En la solapa delantera está nuestro nombre y dirección de nuestros días de misión (1976-1980). Las ilustraciones son extrañas, pero la verdad no ha cambiado.

Aquí hay historias con escrituras, explicaciones y aplicaciones que enseñan a los niños cómo pedir perdón, cómo expresar el perdón a otros, cómo hablar con otros que nos han herido y cómo experimentar el perdón de nuestro Padre celestial.Una amiga descubrió este libro en la biblioteca de su casa. En la solapa delantera está nuestro nombre y dirección de nuestros días de misión (1976-1980). Las ilustraciones son extrañas, pero la verdad no ha cambiado.