cuentos para niños de 10 años en el reino unido

Los cuentos son una buena forma de enseñar a los niños la diferencia entre el bien y el mal. Además, les ayudan a adquirir una comprensión general de la ética humana básica y de las pautas de comportamiento. Cuando éramos niños, crecimos leyendo y escuchando los cuentos populares de Panchatantra, Tinkle, Amar Chitra Katha y Jataka, y puede que no nos demos cuenta de ello, pero esos cuentos cortos con moraleja para niños han desempeñado un papel esencial en hacernos lo que somos hoy.

Los valores, las creencias y la moral impartidos por estos cuentos didácticos para niños son los cimientos de nuestra personalidad. Por eso es importante transmitir estos cuentos con moraleja para que los niños se conviertan en individuos completos.

Este cuento en inglés para niños trata sobre el Rey Midas. En la antigua Grecia, residía un rey muy rico, Midas. Tenía todo lo que podía pedir y más, junto con una hermosa hija a la que apreciaba más que a sus riquezas.

Llegó un día en que Sileno, un sátiro leal al Dios del Vino y la Fiesta, Dionisio, se desmayó en el jardín de Midas. Como Midas creía que los sátiros le traían buena suerte, fue en contra de los deseos de su familia y dejó que Sileno descansara en su palacio hasta que despertara de nuevo.

la telaraña de charlotte

El fantasma del ratón Esta es una de las increíbles y divertidas historias de fantasmas para niños. Érase una vez que en una selva vivía un ratoncito llamado Chillón. Era tan pequeño que siempre tenía miedo de los otros animales más grandes. «Soy tan pequeño y estos animales

Los doce tejedores Este es uno de los cuentos divertidos para niños de 10 años. En un pueblo lejano, vivían doce tejedores. Eran buenos amigos. Un día, los doce decidieron conocer el mundo. Hicieron los preparativos durante muchos días y, finalmente, se

jack y las habichuelas

BlancanievesBlancanieves es uno de nuestros cuentos de hadas favoritos. Nota: Esta versión es ideal para niños pequeños. La versión más «terrorífica» es la de Blancanieves. Había una vez una reina que no tenía hijos, y eso la afligía mucho. Una tarde de invierno estaba sentada junto a la ventana cosiendo cuando se pinchó un dedo y tres gotas de sangre cayeron sobre la nieve. Entonces pensó: «Ah, qué daría yo por tener una hija con la piel tan blanca como la nieve y las mejillas tan rojas como la sangre». Pero antes de que Blancanieves creciera, su madre, la Reina, murió y su padre se casó de nuevo con una bellísima princesa que estaba muy orgullosa de su belleza y celosa de todas las mujeres que pudieran considerarse tan bellas como ella. Y todas las mañanas se ponía delante de su espejo y decía: «Espejo, espejo, en la pared»,

Y la Reina reconoció que una vez más sus planes habían fracasado y que Blancanieves seguía viva. Así que se vistió de nuevo y se llevó una manzana envenenada, que estaba dispuesta de tal manera que sólo una mitad estaba envenenada y el resto quedaba como antes. Cuando la Reina llegó a la cabaña de los enanos, intentó abrir la puerta, pero Blancanieves gritó: «¡No puedes entrar!» «Entonces me asomaré a la ventana», dijo la Reina, «Ah, eres la vieja que vino dos veces antes; no me has traído buena suerte, cada vez me ha pasado algo», pero la Reina dijo: «No sé cómo puede ser; sólo te he traído algo para el pelo; quizás lo has atado demasiado fuerte. Para que veas que no tengo mala voluntad contra ti, te he traído esta hermosa manzana» «Pero mis guardianes», dijo Blancanieves, «me han dicho que no debo tomar nada más de ti» «Oh, esto no es nada para vestir», dijo la Reina, «es algo para comer. Para que veas que no tiene nada de malo, yo mismo tomaré la mitad y tú te comerás la otra mitad», así que cortó la manzana en dos y le dio la mitad envenenada a Blancanieves. Y en el momento en que ella se tragó el primer bocado, cayó muerta. Entonces la Reina se escabulló y regresó al palacio y se dirigió de inmediato a su cámara y se dirigió al espejo de la pared: «Espejo, espejo, en la pared,

cuentos cortos para niños de 11 años imprimibles

Los cuentos son una forma estupenda de enseñar a los niños la diferencia entre el bien y el mal. Además, les ayudan a adquirir una comprensión general de la ética humana básica y de las pautas de comportamiento. Cuando éramos niños, crecíamos leyendo y escuchando los cuentos populares de Panchatantra, Tinkle, Amar Chitra Katha y Jataka, y puede que no nos demos cuenta de ello, pero esos cuentos cortos con moraleja para niños han desempeñado un papel esencial en la formación de lo que somos hoy.

Los valores, las creencias y la moral que transmiten estos cuentos didácticos para niños son los cimientos de nuestra personalidad. Por eso es importante transmitir estos cuentos con moraleja para que los niños se conviertan en individuos completos.

Este cuento en inglés para niños trata sobre el Rey Midas. En la antigua Grecia, residía un rey muy rico, Midas. Tenía todo lo que podía pedir y más, junto con una hermosa hija a la que apreciaba más que a sus riquezas.

Llegó un día en que Sileno, un sátiro leal al Dios del Vino y la Fiesta, Dionisio, se desmayó en el jardín de Midas. Como Midas creía que los sátiros le traían buena suerte, fue en contra de los deseos de su familia y dejó que Sileno descansara en su palacio hasta que despertara de nuevo.