Historias cortas con moraleja para niños

Las historias cortas tienen una forma de enseñar lecciones que las hace más relatables e interesantes. En lugar de limitarse a decir a tu hijo que no mienta, relatarle una historia corta al respecto le ayuda a entender lo que ocurre cuando miente. Les ayuda a ser más conscientes de sus acciones y sus consecuencias. Las lecciones morales de estas historias también ayudan a formar su carácter y su brújula moral a medida que crecen.

Había una vez una liebre que era amiga de una tortuga. Un día, desafió a la tortuga a una carrera. Al ver lo lenta que iba la tortuga, la liebre pensó que la ganaría fácilmente. Así que se echó una siesta mientras la tortuga seguía avanzando. Cuando la liebre se despertó, vio que la tortuga ya estaba en la meta. Para su disgusto, la tortuga ganó la carrera mientras él estaba ocupado durmiendo.

En realidad, hay un par de lecciones morales que podemos aprender de esta historia. La liebre nos enseña que el exceso de confianza a veces puede arruinarnos. Mientras que la tortuga nos enseña el poder de la perseverancia. Aunque todas las probabilidades estén en tu contra, nunca te rindas. A veces la vida no se trata de quién es el más rápido o el más fuerte, sino de quién es el más constante.

Un buen hombre es difícil de encontrar

Los cuentos morales para niños desempeñan un papel importante, ya que enseñan lecciones de vida de la forma más interesante. Estas historias ayudan a enseñar a su hijo una valiosa lección sobre cómo ser una persona buena y considerada.

  Cuentos interactivos para niños de 8 a 12 años

Esta es una historia sobre un cuervo que va de aquí para allá en busca de agua. En su camino, ve una olla de agua que está medio llena. Se esfuerza por alcanzar el agua, pero no lo consigue. Pronto se da cuenta de los guijarros que hay en el suelo y, uno a uno, empieza a meterlos en la olla. En seguida, el nivel de agua llega a la cima. El cuervo sediento bebe el agua y vuela feliz.

El cuento nos dice que, pase lo que pase, nunca hay que rendirse cuando hay problemas. Si te esfuerzas lo suficiente, pronto encontrarás una solución a todos los problemas. Pero si te rindes, perderás automáticamente las mejores oportunidades para ello. Lee la historia completa aquí.

Esta es la historia de una liebre que estaba muy orgullosa de su velocidad. Cuando vio a una tortuga, se rió de ella por su lentitud. Para darle una lección, la tortuga le retó a una carrera. Al comenzar la carrera, la liebre corrió velozmente y llegó muy lejos. En cambio, la tortuga iba muy retrasada. La liebre decidió echarse una siesta.

La hormiga y el saltamontes

Las historias cortas tienen una forma de enseñar lecciones que las hace más relatables e interesantes. En lugar de limitarse a decir a tu hijo que no mienta, relatarle un cuento corto le ayuda a entender lo que ocurre cuando miente. Les ayuda a ser más conscientes de sus acciones y sus consecuencias. Las lecciones morales de estas historias también ayudan a formar su carácter y su brújula moral a medida que crecen.

  Cuentos infantiles para niños de 4 5 años

Había una vez una liebre que era amiga de una tortuga. Un día, desafió a la tortuga a una carrera. Al ver lo lenta que iba la tortuga, la liebre pensó que la ganaría fácilmente. Así que se echó una siesta mientras la tortuga seguía avanzando. Cuando la liebre se despertó, vio que la tortuga ya estaba en la meta. Para su disgusto, la tortuga ganó la carrera mientras él estaba ocupado durmiendo.

En realidad, hay un par de lecciones morales que podemos aprender de esta historia. La liebre nos enseña que el exceso de confianza a veces puede arruinarnos. Mientras que la tortuga nos enseña el poder de la perseverancia. Aunque todas las probabilidades estén en tu contra, nunca te rindas. A veces la vida no se trata de quién es el más rápido o el más fuerte, sino de quién es el más constante.

Rikki-tikki

Hubo un tiempo en que los libros de cuentos eran el único medio de entretenimiento para los niños. Hace una o dos décadas, los niños pasaban el tiempo leyendo cuentos y representando a sus personajes favoritos de las historias. Sin embargo, los tiempos han cambiado: en la era de Internet, los niños pasan la mayor parte de su tiempo jugando en los smartphones o viendo dibujos animados o vídeos en YouTube.

Pero si quieres que tus hijos descansen de las pantallas y experimenten tu infancia, puedes leerles cuentos. Al narrarles cuentos a tus hijos, les impartirás sabiduría y también pasarás el tan necesario tiempo de calidad con ellos. Tenemos una colección de algunos cuentos populares con valores morales que puedes leer a tus hijos.

  Poemas para niños de elemental de autores

Si quieres inculcar buenos hábitos a tus hijos desde pequeños y ver cómo crecen y se convierten en buenas personas, léeles cuentos con moraleja. Aquí tienes 20 cuentos infantiles con valores morales que puedes leer a tus hijos.

Una vez un león estaba durmiendo en la selva cuando un ratón empezó a correr por su cuerpo sólo para divertirse. Esto perturbó el sueño del león, que se despertó muy enfadado. Estaba a punto de comerse al ratón cuando éste le pidió desesperadamente que lo liberara. “Te prometo que algún día te seré de gran ayuda si me salvas”. El león se rió de la confianza del ratón y lo dejó ir.