Sportspow indoor outdoor m

Los parques infantiles son lugares donde el juego de los niños puede desarrollarse y florecer. Las buenas zonas de juego al aire libre son lo suficientemente grandes y están diseñadas para que el juego de los niños pueda expresarse plenamente, donde los niños pueden ensuciar, correr, saltar y esconderse, donde pueden gritar, silbar y explorar el mundo natural. Hay una serie de factores que determinan la calidad de un parque infantil para niños pequeños, desde los bebés hasta los ocho años. Entre ellos están el diseño del área de juego, las cuestiones de seguridad, el equipamiento de juego, la accesibilidad y la supervisión de los adultos. Debe hacerse especial hincapié en que los parques infantiles deben fomentar todas las formas de juego. Hay una necesidad crítica de desarrollar una disposición para las actividades físicas al aire libre en nuestros niños pequeños. El juego al aire libre no debe ser demasiado académico ni demasiado controlado por los profesores.

Hay dos razones fundamentales por las que el juego al aire libre es fundamental para los niños pequeños en nuestros programas y escuelas de la primera infancia. En primer lugar, muchas de las tareas de desarrollo que los niños deben realizar -exploración, asunción de riesgos, desarrollo de la motricidad fina y gruesa y absorción de grandes cantidades de conocimientos básicos- pueden aprenderse de forma más eficaz mediante el juego al aire libre. En segundo lugar, nuestra cultura está alejando el juego al aire libre de los niños pequeños debido al uso excesivo de la televisión y el ordenador, a los barrios inseguros, a los padres ocupados y cansados, a la responsabilidad educativa, a la eliminación de los recreos en las escuelas y a los estándares académicos que introducen cada vez más elementos académicos inapropiados para el desarrollo en nuestros programas para la primera infancia, restando así tiempo al juego. Las siguientes secciones (basadas en Wardle, 1996-2003) describen las principales razones por las que el juego al aire libre es fundamental para el desarrollo saludable de los niños pequeños.

Productos de calidad ram cotta para niños

Las actividades al aire libre para niños pequeños son enormemente beneficiosas para el desarrollo cognitivo y físico. Aunque a todos los niños les gusta jugar al aire libre, estar en el exterior ofrece a tu hijo un lugar mágico para explorar. Le encantará descubrir todo lo que ofrece la naturaleza, y además es un lugar ideal para el juego sensorial.

Los juegos organizados al aire libre son divertidos y beneficiosos, especialmente para las actividades en grupo. Los niños pequeños quieren moverse y estar físicamente activos. Busca espacios amplios y seguros al aire libre donde los niños puedan correr, saltar y brincar, o jugar con pelotas y aros para fortalecer los músculos y desarrollar la coordinación.

Los niños pequeños también disfrutarán del juego espontáneo al aire libre. Puedes fomentar su curiosidad con herramientas sencillas, como una olla y una sartén, y ver cómo inventan sus propios juegos. Los juegos no estructurados en la naturaleza dan lugar a horas de diversión estimulante e imaginativa que también hacen trabajar la motricidad gruesa y fina.

Muchos de nosotros tenemos buenos recuerdos de aventuras al aire libre cuando éramos niños. Hubo un tiempo en que los niños eran libres de correr hacia los vecinos, montar en bicicleta, jugar al escondite detrás de los árboles, perseguirse con mangueras y cubos o saltar en montones de hierba y hojas.

Parque de actividades ecr4kids

Los niños de hoy en día pasan una media de siete horas diarias frente a aparatos electrónicos, como la televisión, las tabletas, los ordenadores portátiles y los teléfonos. No se puede negar lo que muestran las estadísticas: los niños de hoy en día están cambiando el juego activo y al aire libre por un estilo de vida más sedentario, lo que tiene graves consecuencias para su salud y bienestar general.

Si usted es como la mayoría de los padres, probablemente ya sabía que sus hijos tienden a dedicar más horas de vigilia al «tiempo de pantalla» que al juego al aire libre. El declive de los niños activos es un tema en el que se centran cada vez más las personas influyentes y los medios de comunicación, más recientemente la ex Primera Dama Michelle Obama en su campaña «¡Movámonos! Pero, aunque la mayoría de los padres reconocen que sus hijos no se mueven lo suficiente durante el día, algunos no están seguros de por qué es tan crucial.

La mayoría de los padres están de acuerdo en que quieren que sus hijos sean físicamente sanos, completos, independientes y compasivos. ¿Y si te dijéramos que la mejor manera de inculcar estas cualidades a tus hijos es animarles a pasar más tiempo al aire libre?

Animar a los niños a pasar más tiempo al aire libre y alejados de la tecnología favorece su bienestar físico y les ayuda a mejorar su salud emocional e intelectual. Ya sea una excursión a un parque inspirado en la naturaleza o una caminata por el bosque con su familia, no se pueden negar los beneficios de alejarse de la pantalla y salir al sol.

Estatuas

Las actividades al aire libre son esenciales para el desarrollo de los niños. Sin embargo, según estudios recientes, pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo en el interior. Los niños pasan menos tiempo al aire libre, sobre todo debido a que se centran en actividades estructuradas de orientación académica, al uso excesivo de pantallas y a la disminución de entornos exteriores seguros e inspiradores. A su vez, esto restringe su exposición al aire fresco y a la luz del día, vitales para su bienestar. Además, está desencadenando una serie de problemas que afectan a su salud física y mental. Descubramos cómo devolver a la naturaleza a esta generación que vive bajo techo con algunas actividades creativas e inspiradoras al aire libre.

La Educación y Atención a la Primera Infancia (EAPI) finlandesa da mucha importancia a animar a los niños a jugar al aire libre. Las actividades al aire libre se valoran mucho por los efectos positivos que tienen en el bienestar de los niños. Las ventajas sencillas, pero esenciales, de «jugar al aire libre» pueden resumirse como sigue.

Una parte fundamental del juego al aire libre es el elemento de ejercicio físico. Los niños tienen espacio y libertad para moverse, gastar energía y sudar. Mediante las actividades físicas al aire libre pueden mejorar su velocidad, fuerza, resistencia y habilidades motoras. Esto, a su vez, favorece la mejora de su autoimagen, su autoestima y la conciencia de su propio cuerpo.