Habilidades para la vida de los jóvenes

Refuerza el poder de concentración, esencial para un futuro exitoso en las aulas, y apuntala todo, desde el aprendizaje de las interacciones y normas sociales, hasta los inicios del pensamiento científico.

El juego es especialmente importante para los niños más pequeños. Los niños en edad preescolar, y los que están en Recepción, aprenden a través del Currículo Nacional EYFS, que está intrínsecamente basado en el juego. Es la base del desarrollo infantil en términos de lenguaje, inteligencia y regulación emocional, creatividad y razonamiento intelectual.

El juego con la arena es una oportunidad fantástica para sentar las bases del aprendizaje científico y desarrollar la confianza en uno mismo y el desarrollo físico. Recoger, cavar, verter y tamizar enseña a los niños cómo funcionan las cosas, al tiempo que desarrolla sus músculos y su coordinación. Si lo hacen junto a un amiguito, se convertirá en un juego de equipo, de compartir y de habilidades sociales.

Al igual que el juego con arena, el juego con agua permite a los niños experimentar en un entorno seguro con conceptos básicos como el volumen. Además, el juego con agua es ideal para aprender las consecuencias de las acciones. Si a esto le añadimos la coordinación mano-ojo y la fuerza física, el juego con agua es uno de los favoritos.

Lectura fonética

A medida que aumenta la capacidad de atención de tu hijo de 3 años y se desarrollan sus habilidades verbales, será más capaz de seguir instrucciones y expresar sus propias necesidades, sentimientos y pensamientos.  Sin embargo, la transición de niño pequeño a niño en edad preescolar puede ser un poco accidentada. Es de esperar que se produzcan bastantes crisis y rabietas, pero hay que saber que vienen acompañadas de un espíritu creativo y divertido que también les dará mucha alegría.

  Actividades musicales para niños primaria

Los niños de 3 años no sólo crecen en altura y peso, sino que también perfeccionan sus habilidades motoras gruesas y finas. Como todo lo demás, el dominio de estas habilidades variará en función del niño y de su capacidad y tamaño. A medida que su hijo de 3 años crece, aprende más sobre su propio cuerpo y sobre cómo controlarlo. Su equilibrio mejorará y, con la práctica, tu hijo será capaz de hacer cosas que antes no podía.

Sí, todo ese correr, trepar, saltar y moverse sin parar puede ser difícil de seguir. Puede resultar tentador decirle a tu hijo de 3 años que “se quede quieto”, pero es fundamental dar a los niños la libertad de correr, trepar y saltar. Los niños en edad preescolar necesitan practicar sus habilidades físicas para desarrollar un mejor equilibrio y coordinación.

Juegos divertidos en el aula

Cuando los niños llegan a los 10 años, muchos empiezan a pensar que son casi adolescentes. Pero no siempre es así. Mientras que algunos empezarán a parecer y actuar más maduros, otros seguirán siendo más infantiles, tanto física como emocionalmente.

Por el contrario, muchos niños de 10 años apenas empiezan a mostrar los signos de la pubertad, mientras que otros tendrán que esperar hasta los 11, 12 o incluso 13 años. Esta disparidad en el crecimiento puede crear malestar en muchos niños, ya sea porque están creciendo demasiado rápido o no lo suficientemente rápido.

  Actividades para hacer mañana en manhathan con niños gratis

A los 10 años, los niños están desarrollando un mayor sentido de quiénes son en el mundo. Muchos se preparan para el inicio de la escuela media o secundaria y se preparan para desenvolverse en nuevos entornos sociales.

En el caso de las niñas, que generalmente se desarrollan físicamente a un ritmo más rápido y entran en la pubertad antes que los niños, la transición a la adolescencia puede desencadenar una serie de emociones: emoción, incertidumbre, inquietud e incluso vergüenza.

A los 10 años, puede esperar que su hijo tenga más control sobre las emociones y puede ver cómo se vuelve más hábil para manejar los conflictos y negociar soluciones con los amigos. Al mismo tiempo, es posible que vea cierta volatilidad en sus emociones.

Juegos de inglés en la escuela primaria

Actividades aparentemente sencillas, como hacer rodar una pelota de un lado a otro con un hermano o ponerse un disfraz, perfeccionan habilidades como el aprendizaje de los turnos, la motricidad fina, la propiocepción (conciencia del cuerpo en el espacio) y la relación con los demás. La influyente socióloga Mildred Parten fue una de las primeras defensoras de los beneficios del juego. Su trabajo describió seis tipos esenciales de juego en los que participan los niños, dependiendo de su edad, estado de ánimo y entorno social, y explicó las formas en que los niños aprenden e interactúan entre sí durante el juego.

A continuación se incluyen las descripciones y las edades típicas en las que surge cada etapa de juego. Sin embargo, cada niño se desarrolla a su propio ritmo y puede participar en estos tipos de juego antes o después. Además, aunque estas etapas son progresivas, a menudo se producen simultáneamente y se mantienen mientras surgen nuevas etapas.

  Actividades de relajación para niños en el colegio

El juego desocupado se da principalmente en los bebés, desde el nacimiento hasta los tres meses. Es la primera etapa del juego y, para el ojo inexperto, probablemente no parezca un juego en absoluto. Sin embargo, la actividad infantil de observar su entorno y/o realizar movimientos aleatorios sin ningún objetivo aparente es, en realidad, un juego despreocupado. A pesar de las apariencias, se trata sin duda de un juego y sienta las bases para la futura exploración lúdica.