Fomentar el juego independiente en los niños pequeños

Según Psychology Today, una de las mayores responsabilidades de los padres es enseñar a su hijo a ser independiente. Aunque su hijo no será totalmente independiente hasta que llegue a la edad adulta, es importante asegurarse de que aprenda a hacer cosas por sí mismo a medida que se desarrolla. Esto debería ser un proceso fácil si lo apoyas, porque a los niños pequeños les encanta aprender nuevas habilidades y disfrutan haciendo cosas por su cuenta. Aquí tienes siete actividades para fomentar la independencia de los niños pequeños.

Fomentar la independencia de los niños pequeños empieza por adoptar una nueva mentalidad. A menudo, a los padres ocupados les resulta difícil permitir que los niños pequeños hagan cosas por sí mismos, aunque les lleve más tiempo y no sean tan perfectas como cuando lo hacen los padres. Sólo hay que ir un poco más despacio y disfrutar viendo cómo muestran su curiosidad y su deseo de hacer las cosas por sí mismos. En lugar de decir «déjame hacerlo», dale a tu hijo el tiempo y el espacio que necesita para hacerlo y luego felicítalo por su esfuerzo y perseverancia.

Los niños te admiran. Ven a sus madres y padres hacer cosas de adultos como afeitarse, limpiar, lavar los platos o conducir. Aunque no puedes enseñar todas las habilidades de los adultos desde el principio, enseñar a tu hijo una nueva habilidad de los adultos cada semana es una forma divertida de enseñarle a ser independiente. Enséñales a recoger sus juguetes y a colocarlos una semana y luego deja que lo hagan solos. Céntrate en una nueva tarea cada semana, desde hacer la cama hasta poner la ropa sucia en el cesto.    Esto les enseñará a ser responsables y a ser independientes.

Actividades de iniciativa para preescolares

Lo que necesito: Necesito leche, un ambiente sin humo, un lugar cálido para dormir, abrazos y besos, y escuchar tu voz cariñosa. No es demasiado pronto para cantarme o leerme. Cuanto más me hables y me presentes cosas diferentes, más aprenderé.

Cómo soy: ¡Soy muy ocupado! ¡Me gusta explorar todo! Gateo, me siento, tiro de los muebles, agarro objetos y entiendo órdenes sencillas. Me gusta estar con otros bebés y reacciono a sus alegrías y tristezas.

Lo que necesito Que me dejes tocar las cosas. Déjame probar cosas nuevas con tu ayuda, si la necesito. Necesito límites firmes y consistencia. Por favor, elógiame. Cuanto más hables conmigo, antes te diré cómo me siento y qué necesito. Necesito que me observes y que entiendas por qué estoy molesto o enfadado. Necesito tu comprensión y paciencia. Quiero una rutina. Necesito que no te importe el desorden que a veces hago. Necesito que me digas que lo sientes si te has equivocado. Y que me leas una y otra vez.

Si lo quiero, es mío. Si te lo doy y luego cambio de opinión, es mío. Si te lo quito, es mío. Si es mío, nunca será de nadie más, pase lo que pase. Si construimos algo juntos, todas las piezas son mías. Si se parece a lo mío, es mío.

¿por qué es importante que un niño desarrolle su independencia?

Una de las habilidades clave para la vida que queremos dotar a nuestros hijos en los primeros años es la independencia, tanto en relación con sus acciones como con su pensamiento. Para llegar a ser independientes, los niños tienen que confiar en sus propias capacidades; de lo contrario, seguirán dependiendo en exceso del apoyo de otros adultos o de sus compañeros más seguros. Su confianza crece a través de las oportunidades de probar cosas nuevas en un entorno seguro y de apoyo, con mucho refuerzo positivo para su éxito y estrategias para apoyar los fracasos que puedan tener en el camino. Los niños pequeños son, en general, muy ingeniosos y resistentes, y cuando se les deja a su aire o se les da la oportunidad de ser independientes, a menudo pueden sorprendernos.

Como profesionales, debemos asegurarnos de que no sólo creamos un entorno y planificamos actividades que enseñen a los niños habilidades fundamentales, sino que también les damos oportunidades para poner en práctica esas habilidades por sí mismos. Esto puede implicar algo tan sencillo como llenar un bote de pintura o tan complicado como hacer pan. Ambas cosas, y muchas más, son posibles si los niños reciben la información correcta en el entorno adecuado, y luego se les da la oportunidad de intentarlo por sí mismos. Prueba las siguientes actividades y compruébalo tú mismo.

Desarrollar la independencia en los primeros años

Los años de los niños pequeños deberían ser unos de los más alegres para usted y su hijo. Estos niños crecen a pasos agigantados: caminan, hablan, ríen, cantan, ayudan y adquieren nuevas experiencias vitales cada día. Tu hijo ya tiene alimentos que le gustan y juguetes preferidos; tiene sus propios gustos, disgustos y opiniones. Está desarrollando su independencia de forma natural. A pesar de todo este progreso, esta franja de edad se denomina a veces terrible porque los niños pueden tener algunos comportamientos desafiantes.

1. Proporciona oportunidades para que tu hijo sea independiente. Los niños pequeños pueden llevar sus propias fiambreras, guardar sus juguetes, poner sus zapatos junto a la puerta y ayudar en tareas como poner la ropa limpia en los cajones.

2. Dale tiempo a tu hijo para que haga tareas sencillas por sí mismo. Los niños de esta edad pueden hacer muchas cosas que los niños mayores pueden hacer, sólo que les lleva un poco más de tiempo. Cuando planifique el horario de su familia, añada tiempo extra para cosas como ponerse los zapatos, ir al coche, vaciar la mochila y dar de comer al perro. Merece la pena para que se sientan capaces e independientes.