Actividades de tecnología del tallo para niños pequeños

Dale a tu nieto unas esponjas empapadas para que juegue fuera. Deje que lave su triciclo, el buzón o incluso que estampe formas de esponja mojada en la acera. Muéstrale cómo puede apretar la esponja para que salga el agua: esto desarrolla las habilidades físicas de sus manos y dedos. Los trabajos «importantes», como lavar un triciclo o un muñeco, ayudan a los niños a sentirse seguros de sí mismos y a ser miembros útiles de la familia. Como en todas las actividades acuáticas, es fundamental supervisar a los niños cuidadosamente mientras juegan.

Dele a su nieto una pequeña cesta y llévelo a dar un paseo por su barrio o por un parque o escuela local. Vea si quiere recoger hojas y otros «tesoros» y ponerlos en su cesta. Se sorprenderá de lo mucho que le gustará a su hijo caminar recogiendo una hoja tras otra para su colección. Esta actividad desarrolla la motricidad gruesa (músculos grandes) y la motricidad fina (músculos pequeños) a medida que los niños caminan, se ponen en cuclillas y recogen sus descubrimientos.

Ponga música y anime a su nieto a bailar o moverse de la forma que quiera. A continuación, indíquele que pare cuando termine la música. Este tipo de actividad fomenta la capacidad de escucha y la autorregulación mientras practica cómo parar y empezar. (Esta es una habilidad muy útil para cuando vaya al colegio y tenga que seguir muchas indicaciones).

Resolución de problemas

Considere su par de tijeras pivotantes de todos los días: una herramienta común que todos los niños pequeños se esfuerzan por dominar, pero que eventualmente aprenden a usar con la experiencia en su centro de arte. Las damos por sentado, pero cuando se introdujeron por primera vez en 1761, eran, literalmente, tecnología punta.

Hoy en día, gracias a los microprocesadores y a Internet, hay muchos tipos nuevos de «tijeras» que un niño puede dominar -y, para el caso, también nosotros, los adultos-. Pero, ¿qué debe saber concretamente un niño pequeño sobre las tecnologías digitales?

El primer paso es empezar a pensar más allá del ratón y el teclado. Pensemos, por ejemplo, que la mayoría de los niños que crecen hoy en día han abierto una tarjeta de felicitación musical. Esta interacción implica un microprocesador más potente que el primer PC de IBM. Utilizando su plan de estudios como plantilla, es fácil detectar las experiencias que apoyan habilidades tan comunes como el lenguaje, el aprendizaje social, la lógica y la creatividad.

Entonces, ¿cómo se enseña tecnología a un niño de preescolar? No se hace. Basta con integrar esas experiencias en la rutina diaria del niño para que las pruebe y se vuelva más hábil en su uso. Los «misterios» técnicos, como el uso de menús desplegables o saber cuándo un juguete necesita pilas nuevas, pronto se convierten en algo natural. Una vez más, utilice su plan de estudios como guía. Para fomentar la socialización, pon dos sillas frente a la pantalla del ordenador en lugar de una, y busca aplicaciones para el iPad que promuevan la toma de turnos y ofrezcan varios niveles de desafío.    Mantén el equilibrio con otras actividades y rutinas no digitales.

Desarrollo cognitivo

La diversión comenzó en 1976 con una idea: si se estimula el rápido desarrollo de la mente y el cuerpo de un niño, se le prepara para la vida. En Gymboree Play& Music, sabemos que las relaciones y experiencias que los niños tienen en los tres primeros años de vida tienen un profundo impacto en su futuro. El 80% de las conexiones neuronales del cerebro se han establecido a los tres años. Es esencial que los padres y cuidadores cuiden el desarrollo de sus hijos en esta etapa crítica, y nuestros programas Gymboree Play & Music pueden ayudar a nutrir este componente del desarrollo.

Nuestras clases de Gymboree Play & Music, especialmente diseñadas, incorporan nuevas tecnologías con técnicas de aprendizaje clásicas para atraer a las mentes jóvenes. Elija entre nuestra amplia gama de clases para niños de 0 a 5 años.

La diversión comenzó en 1976 con una idea: estira la mente y el cuerpo de un niño que se está desarrollando rápidamente, y comienza a preparar a ese niño para la vida. En Gymboree Play& Music, sabemos que las relaciones y experiencias que los niños tienen en los tres primeros años de vida tienen un profundo impacto en su futuro. El 80% de las conexiones neuronales del cerebro se han establecido a los tres años. Es esencial que los padres y cuidadores cuiden el desarrollo de sus hijos en esta etapa crítica, y nuestros programas de Gymboree Play & Music pueden ayudar a nutrir este componente del desarrollo.

Actividades cognitivas sencillas para niños pequeños

Actividades aparentemente sencillas, como hacer rodar una pelota de un lado a otro con un hermano o ponerse un disfraz, perfeccionan habilidades como el aprendizaje de los turnos, la motricidad fina, la propiocepción (conciencia del cuerpo en el espacio) y la relación con los demás. La influyente socióloga Mildred Parten fue una de las primeras defensoras de los beneficios del juego. Su trabajo describió seis tipos esenciales de juego en los que participan los niños, dependiendo de su edad, estado de ánimo y entorno social, y explicó las formas en que los niños aprenden e interactúan entre sí durante el juego.

A continuación se incluyen las descripciones y las edades típicas en las que surge cada etapa de juego. Sin embargo, cada niño se desarrolla a su propio ritmo y puede participar en estos tipos de juego antes o después. Además, aunque estas etapas son progresivas, a menudo se producen simultáneamente y se mantienen mientras surgen nuevas etapas.

El juego desocupado se da principalmente en los bebés, desde el nacimiento hasta los tres meses. Es la primera etapa del juego y, para el ojo inexperto, probablemente no parezca un juego en absoluto. Sin embargo, la actividad infantil de observar su entorno y/o realizar movimientos aleatorios sin ningún objetivo aparente es, en realidad, un juego despreocupado. A pesar de las apariencias, se trata sin duda de un juego y sienta las bases para la futura exploración lúdica.