Escala de evaluación de la motricidad oral

Un examen de deglución por videofluoroscopia (VFSE) examina su capacidad para tragar de forma segura y eficaz. Este examen no invasivo utiliza la fluoroscopia para ayudar a identificar los espesores de líquidos y alimentos que puede ingerir con mayor seguridad.

Informe a su médico si está embarazada. Indique cualquier enfermedad reciente, condición médica, medicamentos que esté tomando y alergias, especialmente a los materiales de contraste. Este procedimiento requiere poca o ninguna preparación especial. Su médico puede indicarle que no fume, ni mastique chicle, ni coma o beba varias horas antes del examen. Deje las joyas en casa y lleve ropa holgada y cómoda. Es posible que tenga que llevar una bata.

Un examen de rayos X ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar enfermedades. Le expone a una pequeña dosis de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Las radiografías son la forma más antigua y más utilizada de obtener imágenes médicas.

Su médico puede utilizar un VFSE sólo para ver cómo se mueven sus músculos al tragar. O bien, su médico puede realizar un VFSE con un esofagrama (examen de deglución de bario). Un esofagrama observa el aspecto del esófago y su funcionamiento a nivel del estómago. Estos dos exámenes tienen nombres similares. Esto puede causar a veces confusión cuando se piden las pruebas. Por lo tanto, siempre debe aclarar qué examen quiere pedir su médico.

Terapia ocupacional

Antecedentes: Los trastornos de la deglución (disfagia) pueden afectar negativamente a la calidad de vida y a la salud. Para los médicos e investigadores que buscan mejorar los resultados de los pacientes con disfagia, es fundamental comprender el control neural de la deglución. El papel de la materia gris en el control de la deglución ha sido ampliamente documentado, pero el conocimiento es limitado en cuanto a las contribuciones de la materia blanca. Nuestro objetivo fue identificar, evaluar y resumir las poblaciones, los métodos y los resultados de los artículos publicados que describen el papel de la materia blanca en el control neural de la deglución.

  Actividades para niños con conductas inadecua

Métodos: Se completó una revisión sistemática con una búsqueda multimotor siguiendo las normas PRISMA-P 2015. Dos autores revisaron los artículos y completaron la revisión ciega del texto completo y las evaluaciones de calidad utilizando una evaluación de calidad adaptada del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos. El autor principal resolvió cualquier desacuerdo. Se completó la síntesis cualitativa de la evidencia.

Resultados: La búsqueda produjo 105 artículos no duplicados, veintidós de los cuales cumplieron los criterios de inclusión. Veinte fueron calificados como de calidad Buena (5/22; 23%) o Regular (15/22; 68%). El ictus fue el diagnóstico más representado (n = 20; 91%). Todos los estudios eran observacionales y la mitad tenían un diseño de cohorte retrospectivo. La mayoría de los estudios (13/22; 59%) cuantificaron el daño en la sustancia blanca con métodos basados en la lesión, mientras que 7/22 (32%) describieron las características intrínsecas de la sustancia blanca utilizando métodos como la anisotropía fraccional. Quince estudios (68%) utilizaron métodos instrumentales para las evaluaciones de la deglución. Las áreas de materia blanca comúnmente implicadas en el control de la deglución incluyeron el tracto piramidal, la cápsula interna, la corona radiata, el fascículo longitudinal superior, la cápsula externa y el cuerpo calloso. Otros temas dignos de mención fueron: la gravedad del daño en la sustancia blanca está relacionada con la gravedad de la disfagia; las lesiones bilaterales de la sustancia blanca parecen ser especialmente perjudiciales para la deglución; y la adaptación de la sustancia blanca puede facilitar la recuperación de la disfagia. Las lagunas en la literatura incluyen un tamaño de muestra y poblaciones limitadas, la falta de evaluaciones en profundidad y problemas con el diseño de la investigación.

  Actividades en clase sobre el cuerpo humano para niños

Detector de alimentación pediátrica

Los trastornos de la alimentación, caracterizados por una ingesta subóptima y/o la falta de hábitos alimentarios adecuados a la edad, son frecuentes y pueden observarse hasta en el 45% de los niños. Los trastornos de la alimentación son una preocupación importante tanto para las familias afectadas como para los profesionales que los tratan. Afortunadamente, existen tratamientos conductuales bien establecidos que han demostrado ser muy eficaces. Este artículo ofrece una visión general de la evaluación y el tratamiento conductual de los trastornos de la alimentación en niños, orienta sobre la planificación del tratamiento y proporciona información que puede ser útil para considerar si una consulta psicológica adicional puede ser beneficiosa.

Dosificación de medicamentos: Los autores y la editorial han hecho todo lo posible para garantizar que la selección y la dosificación de los fármacos expuestos en este texto estén de acuerdo con las recomendaciones y la práctica actuales en el momento de la publicación. Sin embargo, en vista de la investigación en curso, los cambios en las regulaciones gubernamentales y el flujo constante de información relacionada con la terapia y las reacciones a los medicamentos, se insta al lector a revisar el prospecto de cada medicamento para ver si hay cambios en las indicaciones y la dosificación y si se añaden advertencias y precauciones. Esto es especialmente importante cuando el agente recomendado es un medicamento nuevo y/o de uso poco frecuente.

La práctica de la terapia ocupacional en la alimentación, la comida y la deglución

Análisis cuantitativoDurante un proceso de deglución normal, una característica importante en los mapas de energía sEMG dinámicos es la simetría de las actividades mioeléctricas del cuello. Para medir cuantitativamente las características simétricas de las actividades musculares de la deglución, se calcularon dos parámetros cuantitativos, LRER y LRED, a partir de los mapas dinámicos de energía sEMG de la EH. La figura 8 muestra el gráfico de dispersión de LRER y LRED de todos los sujetos agrupados por diferentes tareas de deglución. En la figura 8 se puede observar que el parámetro LRER de todos los sujetos estaba estrechamente distribuido y los valores medios no eran significativamente diferentes de 1,0 (p > 0,05) para todas las tareas de deglución, como se muestra en la figura 8a. Otros análisis empleando los parámetros LRED ilustraron que la diferencia de energía normalizada entre los lados izquierdo y derecho no fue significativamente diferente de 0 (p > 0,05) con una desviación estándar de 0,07 en todas las tareas de deglución (Fig. 8b). Unos pocos puntos dispersos fuera de la media de LRED podrían atribuirse a ruidos aleatorios o movimientos corporales involuntarios.Fig. 8Comparación de los parámetros de LRER a y LRED b agrupados por diferentes tareas de deglución para evaluar la simetría de los lados izquierdo y derechoImagen a tamaño completo

  Actividades para sacudir las manos en niños